Tener un   limonero   en casa significa tener a mano uno de los frutos más utilizados en nuestra cocina, sobre todo como especia, llenando de un aroma especial toda la terraza o jardín. Así que veamos una   guía  para aprender  a cuidar un limonero.

Limonero lleno de fruta durante todo el verano: ¡cómo cuidarlo!

Teniendo  un limonero en el jardín o en nuestra terraza , podemos conseguirlo fácilmente a partir de un solo limón utilizando  sus semillas.  Para cultivar y cuidar un limonero no es necesario plantarlo directamente en el suelo, sino que también podemos cultivarlo en maceta  ,  por lo que también podemos tenerlo en el balcón de casa. Así que veamos cómo hacerlo y   cómo cuidar un limonero.

Plantar semillas de limón.

Si quieres tener un bonito limonero en tu casa no es necesario que lo compres, puedes  empezar plantando semillas de limón.  Haga esto en   una maceta de 30 cm de diámetro con tierra rica en nutrientes y minerales para las plantas  . Una vez preparada la tierra, planta una semilla y riégala regularmente hasta que la planta   brote  . Dependiendo de la temperatura exterior   , esto tardará entre 4 y 6 semanas  . Una vez que alcance los 15-20 cm de altura, es hora de trasplantar.

¿Dónde poner el limonero?

Los limones   necesitan un lugar soleado.   Por ello es recomendable   colocarlas en un lugar fuera de casa   donde reciban la luz solar el mayor tiempo posible y, sobre todo en verano, procurar que la planta   esté expuesta a la luz durante al menos 6 a 8 horas al día  . La planta también debe protegerse del viento y de las corrientes de aire. Por este motivo es preferible    colocarlo cerca de las paredes exteriores de la casa en los lados soleados.

Protege la planta de las heladas invernales.

Cuando  llega el invierno y hace frío, conviene  proteger la planta de las heladas.  Puedes colocarlo debajo de un cobertizo  o cerrarlo en un invernadero. Sin embargo, es buena idea colocar la planta de limón orientada al sur para que reciba la mayor cantidad de luz posible. Evite un ambiente interior seco y calentado ya que la humedad es importante para esta planta. Sin embargo, las plantas jóvenes se pueden colocar dentro de la casa o en la zona de entrada, asegurándose de que estén en un lugar donde la temperatura   nunca baje de los 12°C   . Otra forma de proteger los limones es taparlos adecuadamente.

Fertilizar la planta

Una buena fertilización también es  importante para el cuidado del limonero  . En este sentido, son  necesarios nitrógeno, fósforo y potasio (que en realidad son buenos para la salud de todos los cítricos).  La fertilización es fundamental cuando los frutos están madurando  , y de forma regular en otras épocas del año, especialmente en primavera. Por tanto, los fertilizantes deben  contener los elementos esenciales  que esta planta necesita, combinando compuestos de origen animal o vegetal con los de origen mineral como  hierro, zinc, cobre, manganeso y molibdeno.   También puedes   utilizar tu abono para fertilizar las plantas,  pero esto no debe exceder el 10% de la cantidad total.

LEA TAMBIÉN:  Pastel cremoso de yogur 4 ingredientes ¡sin harina, mantequilla y aceite! Sólo 80kcal

Trasplantar a un recipiente más grande

De vez en cuando,   es necesario trasplantar la planta de limón a un recipiente más grande   para permitir que se desarrollen las raíces y, por tanto, la planta. La replantación también es importante porque implica cambiar el suelo por uno más fresco y rico en   nutrientes  , que repercuten positivamente en el desarrollo de la planta. La mejor época para trasplantar es  hacia finales de primavera y principios de verano: en junio.   Si la planta es joven, el proceso debe repetirse cada dos o tres años. Si es adulta, está bien hacer esto cada cuatro. No compres jarrones demasiado grandes, es mejor un diámetro  de 70/80 cm  . No se recomienda en absoluto el uso de macetas de plástico, las más recomendadas son  las de piedra o terracota.

corte de limon

En cuanto   a la poda , el limón sólo se puede podar   una vez al año antes de la floración   La época ideal para ello es  finales de invierno y principios de primavera  , entre febrero y marzo. Es bueno hacer una poda ligera pero simplemente adelgazar las ramas y  quitar las que tengan partes dobladas y/o secas.   Es importante que al final del corte circule aire y luz por todos lados.

Regando la planta

En cuanto al riego  ,  el limón es un tipo de planta que   requiere un riego regular  , evitando la formación de encharcamientos hídricos. Para ello, riega  la planta a diario  y asegúrate de que la tierra esté siempre húmeda, pero no demasiado. Durante las fases de floración y fructificación,  conviene aumentar la intensidad del riego  ya que la planta necesita más agua. ¿Cómo saber si el limón no estaba lo suficientemente mojado? En  presencia de hojas amarillas  : Este fenómeno indica  falta de agua.

injerto de plantas

Se recomienda injertar para obtener más flores y frutos  . La primavera es la mejor época para esto. Sin embargo, si no tienes experiencia en jardinería, es recomendable llevar la planta de limón a un jardín o a la floristería de confianza: si quieres plantarla, es mejor que lo haga un profesional antes de dañar la planta. negligencia.

Parásitos que atacan a la planta.

Por último, tenemos que hablar de los parásitos, y en cuanto al  parásito más insidioso  del  limonero  , tenemos que mencionar los hongos que pueden provocar ramas y hojas secas y amarillas. Para salvar la planta es necesario   podar las ramas y quitar las hojas enfermas  . Además, existe otro tipo de hongo que  ataca la corteza del limón,  produciendo formaciones oscuras y gomosas que se extienden hasta las raíces y provocan que se pudran. Para eliminarlos   se deben retirar partes de la corteza enferma   y aplicar sales de cobre en las heridas. Sin embargo, para eliminar las chinches es necesario retirar la película que se forma en las ramas y frotar el alcohol con un algodón.