Las fresas son una planta cultivada que nunca debe faltar en el jardín de nuestra ciudad   Se sabe que es una de las  frutas más contaminadas con pesticidas.  Por eso, cuando  cultivamos nuestras propias fresas en casa,  nos mantenemos alejados de estas sustancias nocivas. También es una planta que se adapta muy bien.

Fresas, ¡cultivar en casa es posible! Esto te dará plantas fuertes y llenas de frutos.

Plantar y cultivar fresas en casa  es muy sencillo y nos permite disfrutar de frutas mucho más sabrosas que las que podemos comprar en cualquier supermercado, y además más seguras. Si tienes un huerto o jardín lo suficientemente grande puedes plantarlas en el suelo,  pero también puedes plantarlas en macetas.  Dado que esta planta   resiste muy bien el frío y el calor  y además  sobrevive a las heladas,  este ya es el primer punto favorable que hace posible su cultivo. La mejor época para  cultivar fresas es  a finales del invierno  para disfrutar de las fresas en primavera y verano, su temporada de cultivo.

Las fresas se pueden   cultivar tanto en macetas como directamente en el suelo  si hay suficiente espacio en el huerto o jardín. Cabe destacar que la fresa es una planta que  enraíza con mucha facilidad  y no causa mayores problemas a la hora de plantar.

Las bayas en macetas deben colocarse en un lugar   donde reciban luz solar   para que estén bien iluminadas y crezcan fuertes y saludables. Asimismo, requieren   de tierras fertilizadas  para aumentar su producción. Si preferimos plantar fresas directamente en el suelo del huerto o huerto, recomendamos hacerlo en camellones, es decir,  en surcos con una espina elevada.  Debes  colocar las plántulas en alto  , dejando una distancia de unos 30 cm entre ellas.

La mejor opción  a la hora de plantar fresas es hacerlo   con plantones  que encuentres en el vivero.

Cultivar fresas en casa y dejar que fructifiquen sin cesar: ¡el truco que te salvará!

Las plantas de fresa  suelen utilizar un sistema muy sencillo para su propagación  . Estos producen un  tallo aéreo largo  que descansa en el suelo lejos de la planta madre. De este tallo  se desarrollan raíces  , que penetran en el suelo y  dan lugar a una nueva planta de fresa.  Podemos  repetir el mismo proceso en casa.  En cuanto notemos el corredor en la planta,  basta con colocarlo en una maceta cercana  . El corredor echará raíces y hará todo lo demás por sí mismo. Lo que tenemos que hacer es  simplemente regar más el suelo  para que las raíces en desarrollo encuentren un entorno favorable en el que echar raíces por completo.

Finalmente, es importante tener en cuenta que si desea  propagar fresas por semillas, puede hacerlo. Por lo general, este tipo de propagación de fresa se realiza cuando se quiere obtener una variedad de fresa que no sea ni híbrida ni tradicional. Sin embargo, este tipo de reproducción suele tardar   bastante más  .

LEE TAMBIÉN:  Este ingrediente es suficiente para hacer tortitas de calabacín muy suaves. ¡Solo 60 calorías!

Planta de fresa: cómo regarla para conseguir frutos jugosos y buenos

Plantar fresas es sólo el primer paso para cultivarlas y disfrutar de las deliciosas frutas cosechadas en tu propia casa. Es muy importante saber cuidar  la planta para que crezca sana y fuerte.

Uno de los puntos más importantes a la hora de   cultivar fresas   será el riego   ,  ya que necesitan un aporte constante de agua,  evitando siempre el estancamiento hídrico.  De este modo, lo mejor es  regar regularmente (1-2 veces por semana)  para que la tierra esté siempre húmeda pero sin excedernos.  El riego por goteo   es uno de los métodos más adecuados para suministrar agua a los campos de fresas. Es recomendable  regar cuando el sol ya se ha puesto  .

Las fresas, el fertilizante y la ubicación también son importantes para el crecimiento.

Para que   las plantas de fresa   crezcan correctamente debemos tener especiales cuidados que nos ayudarán a  que los frutos queden jugosos y sabrosos.   Además de los consejos que te hemos dado sobre el riego, también debes considerar aspectos como los siguientes:

  • Utiliza abono orgánico  : Por ejemplo, el estiércol es  uno de los mejores fertilizantes  para ayudar a que las fresas crezcan fuertes, grandes y sabrosas.  Se recomienda  fertilizar las plantas en pequeñas dosis una vez cada 15 días.
  • Posición elevada  : No debemos permitir que los frutos toquen el suelo, de lo contrario  el exceso de humedad podría provocar pudriciones  y  aumentar el riesgo de ataque de insectos.   Lo mejor es desarrollar un  sistema elevado  que permita que las fresas crezcan altas sin llegar al suelo.
  • Protección contra heladas:   En la estación fría es importante proteger la planta para evitar que se pudra. Es una planta muy resistente pero  requiere un mínimo de protección.   Por ejemplo, puedes  cubrirlos con paja  o colocarlos en un lugar fresco y seco si están creciendo en una maceta o sobre una estructura fácilmente móvil, por ejemplo.

Fresas, ¡ahora es el momento de recogerlas!

Un truco para saber cuándo es el  momento óptimo para   recoger fresas  es cuando  han adquirido un color rojo intenso.  Es hora de recogerlos. Para cosecharlas basta con cortar el tallo   a unos 2 centímetros de distancia de la fresa  . El resto del tallo debe permanecer intacto. Al recoger fresas, debes proceder lo más rápido posible para que las fresas conserven su frescura. Las plantas de fresa  generalmente dan frutos desde finales de la primavera hasta el otoño  . Los cultivos de verano son generalmente los mejores.