Hay muchas formas de disfrutar del famoso fruto de la inmortalidad y la belleza, una de ellas es la siguiente  mascarilla de manzana.  La manzana es una fruta muy versátil y, por tanto, puede utilizarse de muchas formas, incluso en la cocina como componente de la  cosmética natural.

Debido a su fama como fruta de belleza, encontramos la manzana en jabones, tónicos, cremas y otros productos para el cuidado de la piel.  Los ingredientes de esta mascarilla nos permiten  aprovechar al máximo las propiedades de la manzana para la piel a la vez que  nos beneficiamos de los beneficios de la miel.  La siguiente mascarilla de manzana que te proponemos la puedes   preparar en casa con muy pocos ingredientes y de una forma muy sencilla.

Arrugas en la cara, una vez que pruebes este remedio, ¡nunca te quedarás sin él!

La piel cambia con los años y en determinadas etapas de la vida   es normal que aparezcan las famosas líneas de expresión.  La contaminación, los rayos ultravioleta, la falta de ejercicio, los radicales libres y otros factores contribuyen  al deterioro de la piel.  Esto hace que luzca opaca, seca, arrugada y con mayor cantidad de impurezas acumuladas.

A menudo, estos factores hacen que una persona parezca mucho mayor de lo que debería parecer para su edad. Para reducir los efectos negativos en la piel, los expertos en belleza recomiendan  darle algunos  cuidados diarios  . El consejo es aportar a la piel los nutrientes que necesita en la medida de lo posible  para mantener su salud y su bella apariencia.  Por supuesto, todos los tratamientos deben  ir acompañados de una buena hidratación  y una  dieta equilibrada.

Manzana verde, ¡úsala así para combatir las arrugas y signos de envejecimiento en el rostro!

La manzana aporta gran cantidad de fibra, ideal para  una buena digestión  y  facilitar las deposiciones.  Asimismo, esta fruta ayuda  a mejorar el metabolismo del colesterol y la glucosa  en sangre y estimular la función hepática y renal.

Por tanto,   las propiedades depurativas de la manzana favorecen la eliminación de toxinas  que pueden ser responsables de diversos problemas de la piel. Gracias a su alto contenido en antioxidantes, vitaminas A y E, que ayudan a inhibir la acción de los radicales libres sobre las células, la manzana es un excelente  aliado de la piel.

Como producto cosmético, la manzana se caracteriza principalmente por el ácido málico y el ácido tartárico, que  favorecen la eliminación de impurezas  y restos de células muertas.

Muchos han empezado a combinar manzanas verdes con miel. Una vez que veas el resultado, ¡lo harás a menudo!

Ante esto, la manzana se ha convertido en la fruta ideal para  elaborar mascarillas   para  reparar y cuidar la piel.  La preparación de la siguiente mascarilla es muy sencilla y busca   aprovechar al máximo   las propiedades antioxidantes e hidratantes de esta fruta, perfecta para combatir los signos del envejecimiento.

Ingredientes

  • 1 manzana verde
  • 3 cucharadas de leche vegetal de tu elección (30 ml)
  • 2,5 cucharadas de miel orgánica (25 g)

Preparación

  • Lava bien la manzana. Cortar en rodajas y quitar el corazón. No es necesario quitarles la piel.
  • Agrega las rodajas de manzana a la licuadora junto con los ingredientes restantes y licua hasta que quede suave.

Antes de aplicar la mascarilla en rostro, cuello y escote,   es muy importante limpiar tu piel con jabón neutro y agua fría.  Si hemos aplicado maquillaje hay que eliminar todos los residuos con un buen limpiador.

Cuando la piel esté limpia y fresca, cogemos una  buena cantidad de la mascarilla de manzana, miel y leche preparada  y la aplicamos sobre la piel con ayuda de una brocha. Es importante distribuirlo uniformemente por todo el cuerpo.  No aplique la mascarilla en los labios y el área de los ojos  ya que la piel en estas áreas es más fina y sensible.

Dejamos actuar la mascarilla de manzana  durante 20 minutos  y luego la aclaramos con agua. No es necesario utilizar una crema hidratante después, ya que la miel ya ha hidratado intensamente la piel.