¡El poder secreto  de la mora  no está sólo en el fruto, sino también en las  hojas!  Después de este sorprendente descubrimiento, definitivamente nunca tirarás las hojas de mora una vez que las hayas recogido   De hecho, puedes utilizarlo para preparar una  infusión natural  que, además de ser deliciosa, te ayudará   a reducir los niveles de azúcar en sangre en poco tiempo.

Estudio: las hojas de mora reducen rápidamente los niveles de azúcar en sangre

En este estudio se observaron los posibles efectos del extracto acuoso de hoja de mora sobre los niveles de glucosa en sangre en ratas con diabetes normal e inducida. En el estudio, las ratas tenían  niveles de azúcar en sangre superiores a 200 mg/dL.   En 4 semanas, los niveles de azúcar en sangre disminuyeron significativamente en el grupo que recibió el extracto. 

En el grupo que recibió el extracto, los parámetros de lípidos séricos y las pruebas de función hepática disminuyeron de la segunda a la cuarta semana en comparación con el grupo de control. Este estudio demostró que la administración oral de extracto acuoso de hoja de mora  puede causar una reducción significativa de los niveles de glucosa en sangre y de lípidos séricos  , así como una mejora en la función hepática.

Moras: ¡No sólo los frutos, sino también las hojas tienen mil beneficios!

En la medicina alternativa, el té de hojas de mora se utiliza para tratar todo tipo de dolencias, especialmente el colesterol alto y  los niveles anormales de azúcar en sangre.  Sin embargo, esta bebida tiene otras propiedades interesantes.

1. Aumenta tus defensas

Una taza de moras  aporta alrededor de 30,2 miligramos de vitamina C  , una sustancia que ayuda a mantener el correcto funcionamiento del sistema inmunológico y protege el organismo. Aunque no hay datos concretos sobre las hojas de mora, se cree que las hojas también contienen niveles similares de esta vitamina a los frutos y por tanto reforzarían el sistema inmunológico.

2. Efecto antioxidante

La vitamina C tiene  propiedades antioxidantes,  lo que significa que actúa contra la inflamación causada por los radicales libres. Esta acción puede desencadenar varias enfermedades crónicas como enfermedades cardiovasculares, enfermedad de Alzheimer e incluso cáncer. Por otro lado, los radicales libres son los responsables del envejecimiento prematuro.

3. Reduce los niveles de azúcar en sangre

Varios estudios han demostrado que el contenido proteico de las hojas de mora  reduce el nivel de azúcar en sangre reduciéndolo  y previniendo así los picos de azúcar que son tan peligrosos para las personas con diabetes.

4. Reduce los niveles de colesterol

¿Sabías que una ingesta adecuada de fibra  puede ayudarte a reducir el colesterol  ? Esto se debe a que la fibra soluble de las hojas de mora se disuelve en agua y  ayuda a reducir el colesterol.

5. Contribuye a la pérdida de peso

El té de mora proporciona fibra al cuerpo y, como probablemente ya sabes,  la fibra previene la hinchazón  causada por el estreñimiento. Además, la fibra crea sensación de saciedad. De esta forma, beber esta infusión puede ayudarte a comer menos y por tanto perder peso.

6. Protege los huesos

Las hojas de mora, al igual que esta pequeña fruta, aportan al organismo  vitamina K.  Este componente tiene, entre otras cosas, la función de mejorar la coagulación sanguínea.

7. Previene la osteoporosis

Además de aportar vitamina K, fundamental para la salud ósea,  contiene manganeso  , un mineral imprescindible para la formación de colágeno así como para el metabolismo de los aminoácidos, el colesterol y los hidratos de carbono. La ingesta adecuada de manganeso es una de las mejores formas de prevenir la osteoporosis.

8. Baja tu presión arterial

Las antocianinas, que se encuentran tanto en las hojas como en las bayas, pueden proteger la salud del corazón y   reducir la presión arterial  ,  un indicador importante del riesgo de ataque cardíaco.

Aquí se explica cómo preparar una infusión de hojas de mora para aprovechar sus beneficios

Puedes comprar hojas de mora en tu herbolario local o cosecharlas tú mismo si tienes una planta en tu jardín. En este último caso,  elige las hojas más delicadas  ; es decir, aquellas que casi no tienen espinas. Por supuesto, también puedes utilizar hojas grandes, pero ten cuidado de no pincharte al recogerlas.

Aunque las hojas también se pueden utilizar frescas,  los expertos suelen recomendar un tratamiento de fermentación  para mejorar el sabor. En este caso, primero debes triturar las hojas con la ayuda de un mortero. Luego guarde los trozos de hojas en un frasco de vidrio grande y hermético.

Coloca el frasco  en un lugar cálido durante al menos tres semanas.  Verás que las hojas se vuelven cada vez más oscuras y poco a poco van adquiriendo el color de las moras. Después de tres semanas (o más), coloque las hojas fermentadas en la bandeja para hornear. Precalienta el horno a fuego lento y seca las hojas hasta que estén crujientes. Ahora sólo te queda guardarlos en frascos herméticos en un lugar fresco y alejado de la luz.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de mora
  • 1 taza de agua

Preparación

  1. Calentar el agua a 85°C.
  2. Agrega las hojas de mora y  deja reposar durante 5-6 minutos.
  3. Filtrar y beber.

Puedes añadir otras hierbas aromáticas a la infusión para variar el sabor. Por ejemplo, las moras combinan bien con la menta o la manzanilla.