El aceite de laurel  tiene un aroma muy agradable que no sólo  ayuda a relajar la mente, sino que también relaja el cuerpo  . De hecho, este es uno de los  aceites naturales más utilizados para masajes.  Además, se dice que tiene diversas propiedades medicinales, incluidas propiedades antibióticas, antisépticas y analgésicas. Por ello, se cree que  puede resultar muy útil para aliviar y aliviar diversos problemas de salud.   ¡A continuación te contamos cómo  preparar aceite de laurel y cómo utilizarlo!

Hojas de laurel, viértelas en un vaso de aceite: ¡no te imaginas para cuántas cosas puedes usarlas!

La hoja de laurel es un buen ingrediente para realzar el sabor de los platos.  Es una especia utilizada habitualmente en la cocina mediterránea. Aporta buen sabor a carnes, arroces y algunas salsas. Lo que no conocemos son los usos terapéuticos de su aceite esencial.

Las hojas de laurel  contienen un aceite esencial cuyos componentes principales son el cineol y el eugenol.  También contiene diversos ácidos orgánicos, minerales (principalmente hierro y calcio) y vitaminas (riboflavina, niacina y vitamina A). El aceite esencial extraído del fruto se ha utilizado tradicionalmente para tratar la inflamación osteoarticular. Sin embargo, hoy en día se cree que  puede ayudar a relajar, reducir el estrés   y así  calmar el cuerpo y la mente.

1. Promueve la relajación muscular

El aceite de hoja de laurel es un relajante muscular.  Esto se debe a que se considera que  tiene un efecto vasoconstrictor  , que se encargaría tanto de favorecer la contracción y relajación del impulso nervioso como de regular la circulación sanguínea.

Por todo ello, se cree que la aplicación mediante masaje  sería de gran utilidad para dolores de cabeza o migrañas, dolores de cuello u hombros, etc.

2. Mejora la respiración

Así como está muy extendido el uso de las hojas de eucalipto   para elaborar vapores medicinales para el resfriado o la gripe  , también está muy extendido el uso del aceite de laurel diluido en agua con el mismo fin. El aceite de hoja de laurel favorece  una mejor respiración.

3. Mejora la salud de la piel

Este aceite contiene varias vitaminas, minerales y antioxidantes que  apoyan la salud de la piel  . Además, se  dice que tiene propiedades antiinflamatorias, antifúngicas, antimicrobianas y antisépticas.  Por ello, se cree que puede ayudar  a eliminar infecciones de la piel y otros problemas relacionados.

4. Promueve el crecimiento del cabello

El aceite de laurel  puede promover el crecimiento del cabello cuando  se usa regularmente como parte de una rutina adecuada de belleza y cuidado del cabello. Supuestamente, el aceite penetra en el cuero cabelludo y en el cabello,  estimula la circulación sanguínea y  promueve así el crecimiento del cabello.

Además, el aroma de este aceite repele los insectos, por lo que se utiliza para ahuyentar no sólo a los mosquitos del hogar, sino también a los piojos  .

Aceite de laurel, preparado así: Es muy sencillo. ¡Beneficios inesperados!

Para hacer tu propio  aceite de laurel  en casa, simplemente sigue esta receta muy sencilla.

Ingredientes

  • Hojas de laurel (15 gramos)
  • 1 taza de aceite de oliva virgen extra o de almendras dulces (unos 200 g)

Preparación

Primero hay que  limpiar las hojas de laurel,  luego triturarlas lo más posible y  ponerlas en un frasco de vidrio hermético.  Luego  se agrega el aceite al frasco,  se mezclan los ingredientes y  se macera durante 4 semanas,  mezclando la preparación cada dos días.

 Pasado el tiempo indicado,  filtrar la mezcla con una gasa y estará lista para usar.

Lo que NUNCA debes hacer con el aceite de laurel

El aceite de laurel nunca debe ingerirse ya que puede provocar intoxicación.  Su uso sólo debe ser externo y en la mayoría de los casos  suele ser necesario diluirlo con agua  para que  no produzca irritación en la piel.  Si tienes la piel sensible o sufres alguna afección cutánea, no olvides consultar a tu dermatólogo antes de empezar a utilizar este aceite.