¿Cómo elegir la sandía más dulce y no equivocarte? ¡Aquí está el método recomendado por los agricultores para elegir una sandía dulce y disfrutarla en todo su sabor!

Selección de sandías

En verano es inevitable probar la sandía, una fruta muy dulce y deliciosa que gusta tanto a mayores como a niños. Sin embargo, no siempre es  fácil elegir la variedad adecuada  porque no todo el mundo sabe cuál es más dulce que las demás y es fácil confundirse. Sólo los expertos saben acostumbrarse a la sandía más dulce. ¡ Aquí está  el método recomendado por los agricultores  para evitar errores!

El método del granjero para elegir la sandía más dulce

Una persona inexperta puede cometer errores a la hora de elegir qué sandías consumir porque no conoce las reglas por las que están maduras o no. Por ello, es bueno seguir los consejos de los expertos para saber elegir la sandía más dulce.

¿Y quién  mejor que el agricultor para tomar la decisión correcta  ? Estas frutas se encuentran entre las que se cultivan en grandes cantidades ya que son muy buscadas en verano por su frescura y sabor azucarado.  No todas las variedades tienen el mismo sabor  , pero eligiendo la variedad adecuada es posible disfrutarlas en plena madurez y por tanto con todo su aroma.

Sandía

Comer una sandía verde deja un sabor amargo en la boca. Por tanto, lo mejor es   confiar en los consejos de los agricultores a la hora de elegir una sandía que esté lo suficientemente madura para consumirla inmediatamente . Así que averigüemos qué aconsejan los agricultores a la hora de elegir sandía y  qué variedad es adecuada  para llevar a la mesa para celebrar, ¡porque la sandía es una fruta que trae alegría y despreocupación!

Revisa la superficie de la sandía.

Una primera forma de determinar la madurez de la sandía es comprobar la superficie. Observa atentamente el contorno del fruto para  identificar posibles manchas blanquecinas  .

Si están presentes en la superficie del fruto, significa  que el fruto fue cosechado temprano  y aún no ha alcanzado el nivel correcto de madurez, lo que lo hace muy dulce. A la hora de elegir, opta por  sandías con grandes manchas amarillas  sobre las que los rayos del sol han reposado más tiempo y, por tanto, son aptas para el consumo.

Determinar el color del tallo.

Si nos fijamos en las sandías  que se exponen en la frutería o en el mostrador del supermercado, probablemente todas tendrán el mismo aspecto. De hecho  , las frutas son bastante similares  y es fácil encontrar la equivocada, es decir, que no sea lo suficientemente dulce para comer. Sin embargo, hay un detalle que diferencia a las sandías: es el  tallo que la conecta a la planta  .

¿Cómo se identifican las sandías dulces?

Si miras de cerca el tallo,  puedes  determinar la madurez de la sandía y elegir la adecuada. Si el  tallo es verde por dentro,  significa que la sandía se cosechó con mucha antelación.  Si está marrón  , significa que la sandía está completamente madura.

Comprueba si la sandía está firme.

Una sandía dulce y lista para comer es  compacta y firme  . Estos dos aspectos le permiten confirmar el nivel de madurez y comprender si es el producto adecuado para comprar.

Si la fruta  está demasiado firme  y no cede ni siquiera cuando la presionas con la mano, significa que  no está lista para comer  y necesita seguir madurando. En su lugar, busque una sandía que  sea más sensible a la presión de las manos  y, por tanto, más suave.

Comprueba los sonidos para saber si es la sandía más dulce.

Una sandía lista para comer produce ciertos sonidos cuando se toca. Para escuchar el sonido,  perfora el centro de la fruta con el dedo  y escucha con atención. Si el tono es alto significa que la sandía aún no está madura, mientras que un tono bajo significa que está demasiado madura.

¿Cuál es el sonido correcto que te hace darte cuenta de que esta es la sandía más dulce que puedes elegir?  ¡El sonido sordo es el correcto  y las sandías que lo producen son sin duda las que están perfectamente maduras para disfrutar de toda su dulzura!