Durante 10 meses consecutivos, el Anthurium ha prosperado utilizando esta invaluable técnica de vivero.

Descubra un método natural empleado por expertos en viveros para cultivar plantas de Anthurium florecientes y robustas. Aquí está la guía paso a paso.

La importancia de las vitaminas del complejo B

Al igual que los humanos, las plantas necesitan vitaminas esenciales para prosperar. Las vitaminas del complejo B, que comprenden B1, B2, B3, B5, B6, B7, B9 y B12, son cruciales para el metabolismo de las plantas y ayudan en la fotosíntesis, la producción de energía y la síntesis de proteínas. Además, desempeñan un papel fundamental en la regulación del crecimiento y desarrollo de las plantas, lo que da como resultado un mayor vigor, floración y producción de frutos.

Por ejemplo, la tiamina (B1) es vital para la producción de energía y la resiliencia contra los factores estresantes ambientales, mientras que la niacina (B3) respalda la producción de energía y el crecimiento general. La biotina (B7) mejora la absorción de nutrientes del suelo. Las deficiencias de estas vitaminas pueden impedir el crecimiento de las plantas, lo que enfatiza la importancia de garantizar su ingesta adecuada para una salud óptima de las plantas.

Cómo preparar agua vitaminada para anturio

Para vigorizar y mejorar la salud y la floración de las plantas de Anthurium, prepare una solución de agua vitaminada rica en vitaminas del complejo B. Simplemente disuelva dos tabletas de vitaminas del complejo B en un litro de agua, mezclando bien hasta que las tabletas se disuelvan por completo. El agua resultante, teñida de vitaminas, sirve como fertilizante natural.

Transfiera el agua vitaminada a una botella con atomizador y aplíquela tanto en las hojas como en las raíces una vez al mes, preferiblemente por la mañana. Este régimen promueve un follaje exuberante y una floración abundante, asegurando que el Anthurium permanezca vibrante y saludable.

Medida preventiva: usar algodón para retener la humedad

Para evitar que el Anthurium se seque o se marchite, especialmente durante una ausencia prolongada, utilice algodón como solución para retener la humedad. Cubra la superficie del suelo dentro de la maceta con algodón o almohadillas de algodón, asegurando una cobertura completa. Para plantas que requieren un ambiente húmedo, coloque también algodón alrededor del tronco.

Humedece bien el algodón con agua usando una botella con atomizador. Como material natural y absorbente, el algodón retiene eficazmente la humedad, manteniendo el suelo hidratado durante períodos prolongados y protegiendo a la planta de la deshidratación.

Al adoptar estos métodos, podrá garantizar el crecimiento continuo de su planta de Anthurium, manteniendo su vitalidad y belleza durante meses.