¿Quieres deshacerte de los insectos de tu hogar  de forma inmediata y  sin el uso de repelentes químicos?  Es el deseo de todos, sobre todo ahora que el verano está a la vuelta de la esquina y estos molestos animalitos empiezan a invadir nuestros hogares.

Moscas, pulgones, ácaros, mosquitos, cucarachas etc. ¡  Arrasan nuestras casas y no nos dejan en paz durante meses! Afortunadamente, existe un  remedio sencillo pero eficaz  para deshacerte de ellos en minutos: lee a continuación.

Durante esta época, cada vez más personas cocinan hojas de laurel: ¡he aquí por qué!

Te contamos cómo hacer un  repelente completamente natural  (y para nosotros los humanos, muy fragante) que librará tu hogar de insectos no deseados en tan solo unos minutos.

Hervir un  litro de agua  en una olla y luego agregar   15 hojas de laurel y 10 clavos.  Cocine  los dos ingredientes juntos durante unos minutos. Cuando el líquido  se haya enfriado,  viértelo en una  botella con atomizador  (de esas que se usan para vaporizar plantas). Pulverizar en todas las zonas de la casa donde notes la presencia de insectos, independientemente de la estancia. Puedes hacerlo en el baño, la cocina, la despensa o donde quieras, incluso todos los días. La preparación es completamente natural y  no tiene contraindicaciones  , por lo que es segura para personas y mascotas. Si lo deseas puedes  añadir unas hojas de menta  para aumentar el efecto repelente del producto.

Como se puede ver inmediatamente, el olor que desprende es bueno para los humanos, pero no es nada bueno para los insectos, que sólo esperan escapar oliéndolo.

¡También puedes utilizar hojas de laurel para mantener alejados a los insectos!

También existe una  alternativa válida  al método que acabamos de sugerir: ¿por qué no intentarlo? Consiste en explotar el poder del  laurel solo  , sin añadir clavo.

Lo único que tienes que hacer es  quemar unas cuantas hojas y colocarlas  en un  platillo  junto con unas  hojas de menta. Coloca el platillo en las zonas más afectadas por los insectos y deja que haga su trabajo. Verás que los insectos desaparecerán en unos minutos.

Además del efecto repelente, ambos métodos que te hemos enseñado también son una excelente forma  de perfumar las estancias de tu hogar  sin utilizar desodorantes con ingredientes químicos. Básicamente un efecto doble y muy útil ¡sin gastar un solo céntimo!

Recuerda que por el bien de nosotros mismos y del medio ambiente, siempre es mejor   confiar en remedios naturales que artificiales, que siempre tienen contraindicaciones.