Si  quieres eliminar los malos olores del frigorífico,  te mostramos un remedio casero eficaz que te ayudará a mantener tu frigorífico limpio y con un olor fresco. Con una variedad tan amplia de alimentos almacenados en un solo electrodoméstico, los malos olores son comunes. El  olor desagradable en el frigorífico  puede provenir de cualquier alimento: pescado en mal estado, carne olvidada en los cajones durante semanas, frutas o verduras, etc.

Por suerte, existen una serie de  trucos y consejos  que puedes utilizar para  eliminar los malos olores y limpiar tu frigorífico.

Posos de café en el frigorífico, no los tires: ¡corre a meterlos en el frigorífico!

Si notas un olor desagradable, lo primero que debes hacer es   limpiar bien el frigorífico  . Para hacer esto, apague el refrigerador, retire toda la comida de los estantes y cajones y guárdela bien para que no se eche a perder. Es necesario  fregar bien los estantes y cajones con agua tibia y jabón  y limpiar todo con un paño humedecido con agua, jabón y vinagre  .

No utilice productos químicos para limpiar el refrigerador. Simplemente use una  solución de agua y bicarbonato de sodio o vinagre.  En el primer caso  la proporción es del 50-50%,  en el segundo caso es necesario   utilizar un 60% de agua y un 40% de vinagre.  Esta solución  desinfecta y desengrasa  eficazmente y es  100% natural  y económica.

Para potenciar el efecto del bicarbonato de sodio y tener siempre el frigorífico fragante, puedes poner  en un plato un poco de café o granos recién molidos  y  colocarlo en el frigorífico durante 24 horas.  Si lo prefieres, también puedes  utilizar posos de café que ya hayan sido utilizados  . En este caso, simplemente colócalos en una taza y colócalo en el frigorífico, preferiblemente en el estante superior.

Los posos de café absorben los malos olores que surgen en este aparato.  Sólo una noche en el frigorífico es suficiente  y verás la diferencia cuando abras el frigorífico por la mañana. También puedes dejarlos intactos pero cambiarlos de vez en cuando.

Nevera, nunca tan limpia y fragante: ¡4 consejos útiles!

Para evitar que se formen malos olores en el frigorífico, especialmente durante la actual época de calor, puedes poner en práctica estos útiles consejos.

1. Establezca la temperatura correcta

La  temperatura ideal  para conservar los alimentos en el frigorífico  es de 2 a 5 grados.   Si bajas demasiado la temperatura del frigorífico, desperdiciarás energía; Sin embargo, a mayor temperatura, los alimentos se estropean más rápido y existe un mayor riesgo de que el frigorífico huela mal.

2. Verifique la circulación del aire

Una buena circulación de aire en el frigorífico ayuda a distribuir el frío por todos los rincones del frigorífico y así conservar mejor los alimentos. Puedes   colocar un pequeño termómetro en varios lugares del frigorífico   para comprobar la temperatura. Si hay cambios importantes, es necesario comprobar la circulación del aire.

3. Guarda y coloca bien los alimentos

Guardar  los alimentos en recipientes herméticos  evitará problemas de malos olores. Estos recipientes ayudan a que los alimentos se mantengan frescos por más tiempo. Por eso también conviene   colocar los alimentos, especialmente frutas y verduras, en los estantes y cajones adecuados   .

4. Revisa tu alimentación todos los días

Es muy importante   revisar todos los días los alimentos que hay en el frigorífico. En cuanto notes que un alimento se está echando a perder, debes  sacarlo del frigorífico para que no se propague el mal olor  .

Por ello, para evitar la creación de malos olores y la proliferación de bacterias en los alimentos almacenados en el frigorífico, mantenga  una temperatura adecuada  y  limpie periódicamente los restos de comida  que puedan acumularse en las estanterías.